¿En un restaurante que no cumple tus expectativas de higiene y limpieza, comerías?  la primera impresión nada más llegar a un establecimiento puede influir en nuestra decisión de irnos o quedarnos.

La limpieza es uno de los trabajos más invisibles e ingratos, el no cuidarla  puede llevar a tu negocio a las malas críticas  hacer que los posibles clientes salgan espantados.

La falta de higiene no sólo influye en el prestigio que pueda tener el restaurante, sino que también puede afectar a la salud de los comensales. 

Los hábitos importantes que debes tener en cuenta en la limpieza de una cocina profesional

  • Repaso y mantenimiento de la limpieza de la cocina.Muy importante que cuando se manche algo se limpie en el momento. Por poner un ejemplo, si estamos cortando pescado en una tabla, lo adecuado será limpiar la tabla y los utensilios después de haber realizado este trabajo. No limpiarlos sólo dificultará nuestro trabajo y nuestra rutina de limpieza diaria.
  • Limpieza diaria.Limpiar el restaurante diariamente garantiza una cocina profesional, higiénica y salubre. Las cocinas de restaurante están constantemente en contacto con diferentes tipos de alimentos. De no realizarla, se pueden crear malos olores y suciedades que van a afectar a la calidad de nuestro trabajo.
  • Desinfección en profundidad.Algunas de las tareas que debemos hacer diariamente para llevar a cabo la limpieza meticulosa de una cocina profesional son:
      • Vaciar los arcones y congeladores para limpiarlos por dentro.
      • Limpiar las campanas industriales, los extractores de humos y los conductos de ventilación.
      • Vaciar las estanterías y la barra de cocina para desinfectar la zona.
      • Asegurarnos que todos nuestros productos están en buen estado.
      • Limpiar cada uno de los rincones del almacén.
      • Vaciar freidoras e higienizar fregaderos, microondas, lavaplatos, hornos, planchas, parrillas y todo lo que integre la cocina.

¿Cómo limpiar la cocina de un restaurante?

  • Para poder quitar la grasa de los muebles de la cocina. En los fogones, en las campanas extractoras, en la barra de cocina… La grasa es uno de los grandes acompañantes diarios de los muebles de la cocina. Debemos quitarla diariamente para que no se acumule y sea más complicado su retirada. Usaremos productos desengrasantes profesionales que contengan tensioactivos.
  • Los productos clásicos antigrasa: vinagre y zumo de limón
  • Si la cocina es de acero inoxidable, LEBASSI te aconseja:

No usar detergentes abrasivos.

Utiliza agua tibia.

Evita los estropajos y trata de limpiarlos siempre con bayetas suaves.

Aclara bien los restos de jabón.

  • Para limpiar la plancha de cocina. En la plancha siempre se mezclan distintos alimentos. Su limpieza es esencial para asegurar un buen sabor y una buena calidad de nuestros platos.
  • Comienza a limpiarla cuando todavía está algo caliente. Puedes añadirle cubitos de hielo para evaporar las suciedades. Si tiene mucha grasa, también puedes echar agua con vinagre o zumo de limón.
  • Cuando se enfríe, si quedan restos de comida pegados, trata de utilizar rasquetas de teflón que no la dañen.
WhatsApp chat