Seleccionar página

Trucos para el cuidado de planchas

Disponer de un equipamiento de cocina de calidad es uno de los primeros ítems que tenemos que tachar de la lista si queremos ofrecer un resultado de éxito en nuestras preparaciones gastronómicas.

En lebassi.com queremos aportar soluciones a nuestros lectores del ramo de la hostelería, además de usar productos fabricados con los mejores materiales para garantizar una mayor durabilidad. También hace falta llevar a cabo hábitos de cuidado y limpieza de forma regular. 

Las planchas de cocina son una de las herramientas que más sufren en una cocina profesional, dado que su uso constante puede hacer que los materiales se resientan. Para amortizar una plancha de acero inoxidable, haciendo que luzca como nueva incluso después de lavarla a diario, es necesario limpiarla de forma correcta

Es importante eliminar los restos de comida de las planchas industriales después de cada servicio, existen diferentes formas de hacerlo. 

plancha acero inoxidable industrial

  • Hielo: Ya son muchos los profesionales de la gastronomía que utilizan esta opción, más ecológica y natural, a la hora de limpiar la plancha de cocina. Consiste en verter cubitos de hielo sobre la plancha para generar un choque térmico que haga que los ingredientes se despeguen con mayor facilidad. Después, con la ayuda de una rasqueta especial, se eliminan los restos de comida que se acumulan en el cajón recoge grasas. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la plancha debe contar con un espesor adecuado, para evitar la aparición de grietas.

 

  • Piedra pómez: También se utilizan en algunas cocinas profesionales, aunque no olvidemos que se corre el riesgo de que la superficie de la plancha se deteriore. No es adecuado utilizarlas con frecuencia.

piedra pomez

  • Sal: La sal es una gran aliada en la cocina, y no sólo a la hora de preparar las más deliciosas comidas. Este ingrediente, mezclado con el agua, puede ayudarnos a desengrasar y a hacer que los ingredientes que han quedado “pegados” a la plancha desaparezcan con más facilidad. Enjuagar con limón o vinagre nos ayuda a conseguir un resultado más brillante.

 

  • Productos desengrasantes: Es la opción más utilizada y las posibilidades en el mercado son muy amplias. Utilizar un producto desengrasante aplicándolo sobre la plancha y dejándolo reposar (tapando el cajón recoge-grasas) nos ayudará a conseguir que la plancha se limpie después con más facilidad.