Seleccionar página

LEBASSI te ayuda a realizar la limpieza de la cafetera profesional de tú bar o cafetería, lo primero que debes conocer es su funcionamiento así como la mejor forma de cuidarla para que te dure mucho más tiempo en tu local.

Para que un café sea perfecto, el personal del establecimiento debe limpiar de forma profunda la cafetera, aroma, sabor y no olvidemos la imagen están en juego.

Tener en cuenta que la higiene y la limpieza es un factor clave en el mundo de la hostelería, y la cafetera no es sólo un elemento visible.

Es importante una limpieza diaria, de esta manera no tendréis que repararla a menudo.

Sin ser a veces muy consciente de ello, la cantidad de tazas de café que se preparan van dejando su huella en la cafetera, tanto el agua, como los posos de café, la leche.., van ensuciando la máquina, por lo que resulta evidente decir que la higiene es básica, de esta forma se evitaran gérmenes que puedan producir problemas de salud a los clientes.

cafeteria

Para limpiarla diariamente:

  • Introduce agua en la máquina una vez terminado el café.
  • Pon un poco de líquido de limpieza en el filtro del brazo de la cafetera y hazla funcionar como lo harías normalmente para preparar café.
  • Repite este proceso unas cuantas veces.
  • Después enjuaga el brazo de la cafetera con agua caliente para eliminar las bacterias y la suciedad.
  • Usa un cepillo para eliminar todo tipo de impurezas y residuos visibles.

LEBASSI os recomienda que cada 15 días o como mucho 1 vez al mes, deberíais hacer un lavado profundo de la máquina de café.

cafetera

  • En primer lugar, desenrosca el grupo de café usando un destornillador y friega cada parte usando un cepillo de dientes. Para ello, emplea mejor agua caliente, en lugar de detergente.
  • Si el agua a alta temperatura no ha conseguido eliminar la suciedad,deja las piezas en remojo durante una noche entera en un líquido limpiador de cafeteras.
  • Si quieres descalcificar una cafetera expres, introduce en el circuito interno de la máquina un combinado de agua y vinagre.
  • enjuaga bien la cafetera y prepara otra solo con agua. Recuerda enjuagarla bien.
  • Vuelve a montarla y controla de manera periódica el estado de la junta de la goma y del filtro.

Aunque el café sea de una calidad extrema no conseguirás resultados adecuados si la máquina está descuidada.