Seleccionar página

La vida del ser humano ha estado muy relacionada con este oro líquido. Es un producto arraigado a nuestra cultura alimentaria desde hace miles de años. España es la primera potencia mundial productora y exportadora de aceite de oliva.

Los tipos de aceituna empleados en su producción son diversos, según la zona geográfica y ello determinará sus propiedades organolépticas de sabor y aroma. En tienda.lebbasi.com os damos la oportunidad de que nos deis vuestra opinión sobre cual es vuestra variedad favorita.

La recolección, es uno de los momentos más importantes de proceso. Los métodos de recolección de la aceituna son diversos. Van desde el vareado a mano, a la utilización con máquinas vibratorias agarradas al tronco de los olivos que inducen la caída de las aceitunas. Es muy importante que las aceitunas recolectadas se encuentren en las  mejores condiciones posibles. Después son transportadas a las  almazaras, los lugares donde se extraerá posteriormente el aceite de oliva.

La molienda es el primer proceso al que se someten las aceitunas. Un molino tritura los tejidos en los que se encuentra el aceite. Una vez obtenida la pasta molturada se somete a un proceso de batido y homogeneización, cuyo objeto es ayudar a la extracción del aceite.

Los sistemas de extracción utilizados son por presión (prensado de la pasta de la aceituna) y mediante un decanter (centrifugado). Al centrifugarse, un proceso en el que no intervienen productos químicos, quedan en la parte más externa los líquidos más pesados, agua y orujo, y más hacia el centro los más ligeros, el aceite, el extraido en frío (menos de  25ºC) es el mas valorado.

En tienda.lebassi.com pensamos que el aceite de oliva es un tesoro lleno de mágicas propiedades.

Hoy por hoy se esta estudiando sus propiedades anticancerígenas y antienvejecimiento, gracias a su elevado contenido en ácidos grasos  que contribuyen al aumento de colesterol «bueno» y sustancias antioxidantes como la vitamina E, también hay estudios sobre su contribución a la prevención y reducción de las enfermedades cardiovasculares.El aceite favorece la absorción de minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio y el zinc, además de favorecer el proceso digestivo, evitando la acidez y favoreciendo el tránsito intestinal. También contribuye a controlar los niveles de azúcar en sangre.

El consumo continuado de aceite de oliva, especialmente el virgen extra, es una fuente inagotable de beneficios para nuestra salud, debemos beneficiarnos en nuestro día a día y transmitir este patrimonio de salud a las generaciones venideras. En próximos post hablaremos de la clasificación de los aceites de oliva según las categorías comerciales.

Te recordamos que para mantener en buen estado este oro líquido es importante disponer de un recipiente de calidad nosotros te proponemos esta aceitera para hosteleros exigentes.