El café en la actualidad es un producto popular y con un público cada vez más exigente.

No podemos hablar del café por partes, sino como un alimento completo. tiene vitaminas, minerales y muchos antioxidantes. Posee numerosos elementos que lo hacen saludable. Hay muchos estudios que nos muestran que a largo plazo, no empeora nuestro cerebro, más bien todo lo contrario, parece tener un papel neuroprotector ante enfermedades neurodegenerativas como Parkinson o Alzheimer.

El café en una dosis adecuada tiene más beneficios que riesgos.

El café ha pasado a formar parte de nuestras vidas, a parte de en nuestra dieta, como parte de la cultura gastronómica y como una circunstancia que facilita la conexión social. Durante años hemos escuchado mensajes contradictorios sobre el café, ¿es beneficioso o perjudicial?¿Cuánto debemos tomar?

  • Intolerancia a la cafeína. Hay que diferenciar la toma de café de la toma de cafeína. Estudios han mostrado algún riesgo  por los efectos secundarios de la cafeína.
  • Aumento del estrés. El café es estimulante, y entre otros efectos nos hará aumentar el nivel de adrenalina. Esto de forma puntual puede ser beneficioso, pero consumir más de 4 cafés al día, no nos va a ayudar a mantener la calma.
  • Dificultad para concentrarnos. El estímulo suave del café hará que el rendimiento mental sea mejor y acelere el tiempo de reacción, el estímulo de la cafeína es bueno para actividades creativas, trabajo en grupo.. donde una mayor conexión de nuestras diferentes áreas cerebrales, recuerdos, pensamientos a a resultarles de ayuda.

 

Aunque no debemos olvidar que todo es exceso es negativo, puede producir nerviosismo o palpitaciones.

si lo que buscamos es un café más natural buscando los antioxidantes sin tanta cafeína, el café verde es una buena opción.

No abusemos de la toma de azúcar, edulcorantes, nata grasas poco saludables o alcohol.., hay que disfrutar del café pero no estar atado a él.

 

WhatsApp chat