Dependiendo del caldo que se va a degustar, su tipo, estado, evolución dentro de la botella.., debemos elegir la mejor copa de vino. El vino es materia orgánica viva aún dentro de la botella y es allí donde sigue evolucionando en reposo, lentamente…

En tienda.lebassi.com tenemos opciones de vino diferentes. Tu decides.

Incluso tratándose del mismo vino, dependiendo del momento de evolución en que se encuentre, existen distintos tipos de copas diferentes, si lo deseas también puedes consultar las que ofrecemos desde tienda.lebassi.com, para elegir la idónea deberíamos observar los aromas, sabores y matices que queramos destacar –o minimizar- en cada caso.

Algo generalista seria comentar que la forma de la copa debería ser esférica y redondeada en su base, la altura normalmente mayor que su anchura, la boca más o menos abierta y el pie tener una altura suficiente para poder sujetar la copa sin tocar su cáliz evitando manchar el cristal y calentar el vino en su interior.

Deben ser anchas, de forma esférica como las copas “Balón” para permitir hacer girar el vino con soltura dentro de la copa o también pueden ser altas con formas que recuerdan una “Tulipa”.

Muestras de personalización copa «balón» en Tienda Lebassi

El material debe ser transparente permitiendo el paso de la luz, de esta forma se pueden ver los colores, la intensidad y los diferentes tonos en los bordes de la copa de vino junto a la pared de la copa.

En la copa lo que facilita dirigir el vino en la boca es el borde, la percepción de los sabores se ubican en zonas concretas de la lengua, allí percibimos los matices que prefiramos destacar.

Al beber en una copa estrecha inclinamos la cabeza hacia atrás de esta forma el vino lo llevamos a la parte posterior de nuestra lengua apreciando por ejemplo mejor la acidez, mientras que al beber en una copa ancha, inclinamos la cabeza hacia adelante detectando los sabores dulces.

La mejor copa para el mejor momento

Cada vino tiene su momento al igual que cada tipo de copa realza matices diferentes en los vinos.

Todos los detalles contribuyen positivamente a la hora de disfrutar de la experiencia que supone la cata de un gran vino. El tamaño, la forma, la transparencia del cristal o el labiado de su borde, esto también aporta un grato efecto estético y visual en la mesa.

WhatsApp chat