Seleccionar página

En LEBASSI sabemos que la moda marca, el mercado de vasos y copas permite marcar tendencia en la mesa. El prestigio que ha adquirido la cultura del vino y el auge de la cerveza están ayudando en una industria que vive uno de los momentos más creativos de los últimos años. El sector se ha reinventado completamente y nos sorprende con nuevos diseños, formas, colores y usos.

Vasos, copas y restauración

Los restaurantes y hoteles tienen claro, que la carta ya no es el único atractivo para el cliente. También cuentan la decoración y la mesa servida, por ello, buscan elementos diferenciadores.

El sector de la hostelería, ávido de diferenciación, actúa como dinamizador, al incorporar con generosidad las propuestas que realizan los fabricantes, no sin antes hacer valer toda su exigencia en cuanto a calidad y diseño se refiere.

El sector de las cristalerías está experimentando una evolución extraordinaria: no solamente en cuanto a materiales se refiere, buscando la máxima resistencia; sino sobre todo en cuanto a funciones y diseños.

Dado que se trata de elementos frágiles, el mercado de reposición es importante. Ello permite incorporar novedades, podríamos decir que se trata de un sector sometido a las modas: las colecciones que proponen los fabricantes cambian año tras año y, si bien hay algunas tendencias que se mantienen en el tiempo, muchas propuestas tienen una vida relativamente reducida.

vasos creativosLas marcas apuestan decididamente por la innovación, han de hacer frente a las nuevas necesidades y gustos del consumidor, que han cambiado mucho con respecto al cliente de solo una década atrás. La mesa está inmersa actualmente en un verdadero replanteamiento de roles: unos elementos suplantan las funciones de otros y estos, a su vez, se desplazan y amplían su campo de acción.

Las cacerolas, recipientes, cestas y cuencos con las que muchos restaurantes sirven tapas y pequeñas raciones de comida… abandonan los clásicos platos. Sucede también con vasos y copas, que olvidan su rol convencional y adoptan nuevos papeles. ¿Por qué no pueden servir para presentar cremas, postres, cócteles o incluso ensaladas?

Los vasos y copas se vuelven eclécticos, intemporales, divertidos, coloridos, asimétricos, sofisticados, elegantes, étnicos, atrevidos y rompedores… la imaginación no parece tener límites. Una de las tendencias más jóvenes y rompedoras consiste en vestir la mesa con vasos y copas distintos. ¿Por qué no?…