Dormir en un buen colchón aumenta en más de lo que podemos imaginar la calidad del sueño y en consecuencia de nuestra vida. En tienda.lebassi.com ,tenemos una alta calidad a precios competitivos, antes de comprar hay que tener en cuenta cual es la estructura de un colchón y así ver cual se adapta mejor a nosotros.

Estructura de un colchón

Empezamos nombrando las partes que lo conforman:

  • Funda, tapicería, tejido o tapa
  • Acolchado
  • Núcleo
  • Laterales o platabanda
  • Tratamientos

Funda

Es la parte que estará en contacto con nuestro cuerpo, por lo que debe estar fabricada en tejidos suaves y duraderos, que proporciones confort y adaptabilidad, puede ser fija o desenfundable (está facilita su limpieza). Disponemos en nuestra tienda Lebassi también de sábanas de texturas idóneas para la piel no deje de consultar la sección de ropa para camay descubre también nuestras fundas nórdicas para cama.

funda nordica

En ocasiones a los colchones se les incorporan tratamientos específicos, termorreguladores (para conseguir una temperatura estable), antihumedad, antiácaros o hipoalergénicos.

Acolchado

Es la capa o capas que está/n en la mayoría de los colchones bajo la funda y cubriendo el núcleo.

Proporcionan confort al apoyo del cuerpo. Pueden fabricarse en distintos materiales blandos y adaptables (lana, algodón, combinaciones de fibras, poliéster, látex, viscoelástica, etc).

Colchón visco carbono

Aunque los más usados en la actualidad son la viscoelástica, el látex y la fibra textil. Los dos primeros aportarán más adaptabilidad, la fibra, más transpirabilidad..

Sería acertado decir que de la cantidad y calidad de los acolchados dependerá mucho la confortabilidad. Y que -habitualmente- a más capas de acolchado, mayor grosor del colchón y mayor precio.

Núcleo

Es la parte más importante del colchón, determina su nivel de firmeza y durabilidad.

Habitualmente caracterizan al colchón, lo que significa que: sí el núcleo de un colchón es de muelles, el colchón debería llamarse “de muelles” ¡aunque tuviera un acolchado viscoelástico!.

Los de núcleo de muelles tienen un bloque de muelles en la mitad del grosor total del colchón. Por encima y debajo de él se colocan una o varias capas de amortiguación (los acolchados).

El núcleo de los colchones de espumas  puede situarse: en el centro del grueso del colchón. Con acolchados iguales a ambas caras, permitiendo así que las dos sean útiles.

Desarrollo de un colchón visco disponible en tienda.lebassi.com

No hay núcleos viscoelásticos, y en esto hay mucha confusión debido a los eslóganes publicitarios “vende” más.., serán de muelles o espuma

los materiales que realmente ejercerán de núcleo del colchón. Sin éste segundo bloque, los colchones viscoelásticos se hundirían.

El núcleo de látex puede ser natural o sintético. (El natural aporta una mayor sensación de suavidad y confort, el sintético de gomosidad), destacan por su elasticidad adaptable.

Laterales

Es aconsejable que estén reforzados, o como se dice “encapsulados”, para ofrecer la máxima resistencia y duración.

Tocando con la mano, empujando ahí, podéis detectar si está o no el colchón encapsulado ¡sobre todo en los colchones de muelles, en donde si no lo está, podréis tocarlos!.

a veces llevan válvulas de aireación para asegurar una adecuada ventilación e higiene o asas para girar y dar la vuelta al colchón

  • Antiácaros y antialérgico: El colchón está fabricado con componentes certificados que mantienen la higiene del colchón desde el primer día y evitan la acumulación de microorganismos y de polvo.
  • Tratamiento antiácaros: Dicho tratamiento aplicado en el tapizado, evita la proliferación de microorganismos actuando como una barrera higiénica.

Tratamientos

 Los colchones llevarán unos tratamientos u otros para favorecer la duración y el confort del producto.

Los principales son los pro-higiene y los antihumedad. Aunque podemos encontrar en el mercado tratamientos suplementarios como el antiestrés o el de aromaterapia.

WhatsApp chat